Bienvenidos

“Crecí viendo películas. Por entonces vivía en Brooklyn, que está a unos cuarenta y cinco minutos de Manhattan en tren. En mis primeros años, para mí eran más accesibles las películas que el teatro. Entonces no había televisión, de manera que la afición al cine nació pronto y ya desde mi niñez me encantaba ir al cine a ver películas. Estoy hablando de cuando tenía cinco años de edad…, seis, siete, ocho, nueve, diez… Veía películas todo el tiempo, constantemente.”

Allen Stewart Konigsberg nació en el Bronx, New York, el 1º de diciembre de 1935; hijo de la bibliotecaria Nettie Cherry (1902-2006) y el mozo, taxista y engrapador de joyas Martin Konisberg (1900-2001). Ocho años después nacería su hermana Ellen, a la que Woody (y el resto del mundo) siempre llamaría por su segundo nombre, Letty. En sus estudios nunca fue muy dedicado y lo echaron hasta de la NYU Film School, por no hacer sus tareas y faltar a clases. Sus padres deseaban que fuese farmacéutico. En la primavera de 1952, decidió buscarse un nombre más adecuado para un humorista. Como Allan le gustaba consideró que en la variante habitual de Allen constituía un buen apellido y luego se le ocurrió Woody porque “poseía una resonancia ligeramente cómica sin resultar descabellada”.

Comenzó su carrera escribiendo en revistas -como The New Yorker con la que aún colabora esporádicamente-, diarios -con textos que serían recopilados en “Getting even” (1971) y “Without feathers”(1975)- y televisión -como guionista de “The Colgate Variety hour”-. Luego se lanzó como humorista stand-up en teatro (siendo su primera aparición el club “The blue angel” en el verano de 1960) y televisión (“Woody Allen” -1961-, “Hot dog” -1970/71-, “The politics -and comedy- of Woody Allen” -1972-) por sugerencia de -o casi obligado por- su representante Jack Rollins, luego productor junto a Charles H. Joffe de la gran mayoría de sus filmes. Fue durante esa época, a mediados de los ’60 y durante sus presentaciones en Mr. Kelly en Chicago, cuando comenzó a tocar el clarinete ocasionalmente con la banda de Eddy Davis cuando esta se llamaba Eddy “Dixie” Davis and His Dixie Jazzmen y hacía presentaciones en un local cercano a Mr. Kelly llamado Velvet Swing.

Charles H. Joffe, Jack Rollins y Woody

Además en TV alternó sus funciones en programas como “What’s my line”, “Your show of shows”, “The Chevy show” y “Playhouse 90”, “American bandstand” y el especial “Hooray for love” de Art Carney -todos coescritos con Larry Gelbart-. En 1956 se estrenó la serie “Stanley” con Buddy Hackett, Carol Burnett y guión de Allen y Neil Simon. Prosiguió con “Garry Moore Show”, “Candid camera”, “The Ed Sullivan Show”, “Hootenanny” y “That what’s the week that was” (1964) en el que compartió cartel con Alan Alda, Bill Cosby, Elaine May, Art Carney, Kim Hunter, Richard Libertini y Elliott Gould entre otros. En 1980 aparece en el especial “The sensational, shocking, wonderful, wacky 70’s” y en 1982 en “The Marx brothers in a nutshell”, siendo éstos sólo algunos de los programas de ese estilo en los que participó. Su voz apareció en un capítulo de la serie “Just shoot me” protagonizada por Laura San Giacomo, George Segal, David Spade, Wendie Malick y Enrico Colantoni y creada por Steven Levitan en 1997. Durante el año 2000 hizo la presentación del documental realizado en 1971 por Marcel Ophüls “Le chagrin et la pitié”. El 2016 traerá la primera comedia en 6 episodios de media hora escrita, dirigida y protagonizada por Woody para internet.

En 1983 colaboró con el artista belga Jean-Michel Folon (autor del poster original de “The purple rose of Cairo” y del afiche en francés de “September”) en el disparatado corto “La rencontre” por el que no cobró un centavo. Ya en 1986 se produjo un encuentro cumbre en el que nada menos que Jean-Luc Godard lo entrevistó para su cortometraje “Meetin’ WA” (el cual puedes ver aquí). Godard lo llamaría nuevamente para aparecer en su film “King Lear” de 1987.

Colaboró en la campaña presidencial de Lyndon B. Johnson, hizo sus propios especiales y participó de tres anuncios comerciales -para vodka, anteojos y camisas- además de grabar discos o videos (como “Woody Allen stand-up comic 1964/1968/1978”) con sus actuaciones. En 2000 volvió a realizar un aviso publicitario como  actor y director en una campaña de una compañía telefónica que también contó con la presencia de Nelson Mandela, Marlon Brando y los directores Spike Lee y Tony Scott y en 2003 grabó un video publicitario contratado por el gobierno francés para fomentar el turismo en su país luego de que las relaciones con Estados Unidos entraran en crisis. En el video Woody demuestra la ridiculez de ciertos patriotismos exacerbados.

Escribió obras teatrales como “Don’t drink the water” (1967) con un elenco que integraban Kay Medford, Lou Jacobi, Richard Libertini, Tony Roberts, Anita Gillette y Donna Mills entre otros (de la que dirigió una versión para TV en 1994 con él como protagonista, Michael J. Fox y Julie Kavner y que antes ya había sido llevada al cine), “God”, “Sex” y “Death” (1968-75), “Death knocks” (1968), “Play it again, Sam” en 1969 (llevada al cine con el mismo elenco de la versión teatral), “The query” (1976), “My apology” (1980) y “The floating light bulb” en 1982. También escribe en 1995 “Central Park West” y comparte así la autoría de la obra en tres actos “Death defying acts” con Elaine May (autora del episodio titulado “Hotline”) y David Mamet (“An interview”). En 2003 realiza como autor y director “Writer’s block” (integrada por dos obras: “Riverside drive” y “Old Saybrock”) con Paul Reiser y Bebe Neuwirth y en 2004 “A second hand memory” con Nicky Katt, Michael McKean, Dominic Chianese  y Erica Leerhsen. En 2011 vuelve a realizar otro episodio (“Honeymoon Hotel”) dentro de la obra “Relatively speaking” en la que comparte autoría con Ethan Coen (autor del episodio “Talk therapy”) y nuevamente con Elaine May (“George is dead”) con Steve Guttenberg, Fred Melamed y Marlo Thomas en elenco. En 2014 estrena “Bullets over Broadway The musical” su primer musical en Broadway, basado en la película del mismo nombre, protagonizado por Zach Braff, Marin Mazzie, Nick Cordero y Hélene Yorke y con dirección de Susan Stroman.

Es el autor de libros como “Non being and somethingness” (1978), “Side effects” (1980),  “Woody Allen on Woody Allen” (1989) y “Mere anarchy” (2007). En 1976 se convirtió en personaje de historieta de la mano de los dibujantes Stuart Hample y Joe Marthen con “Inside Woody Allen” publicada por 180 periódicos de 60 países.

“Ciertamente nunca fui alguien que en su juventud tuviera una cámara. Y hasta la fecha, la tecnología no podría interesarme menos. Por lo que a mí concierne, todos los avances tecnológicos que se han producido en la industria cinematográfica únicamente tienen valor en la medida en que permiten contar una historia con más eficacia. Aunque hoy en día se estrenan muchos filmes que entusiasman a la gente sobre todo por los alardes técnicos y el espectáculo que plantean, tanto así que la técnica acaba convirtiéndose en el contenido principal del filme, y en su objetivo mismo. Me quita todas las ganas. Sencillamente no me interesa.”

Su afición por el clarinete surgió cuando descubrió su preferencia por el jazz de New Orleans -y especialmente el de Sidney Bechet- aprendiendo a tocar desde sus trece o catorce años el saxo soprano (mismo instrumento utilizado por Bechet). Años después de tocar como aficionado vendría su presentación en público a finales de los ’70 casi por casualidad en un lugar de San Francisco llamado Earthquake Magoo’s, luego de que un trombonista llamado Turk Murphy le insistiese para que tocara en su banda, donde también participaba como músico Eddy Davis. Durante varias temporadas tocó en el Michael’s Pub newyorkino con su propia banda hasta que este cerró sus puertas. Actualmente realiza esta actividad en el Cafe Carlyle en la avenida Madison 76th de New York junto a The Eddy Davis New Orleans Jazz Band, con la que ha realizado varias giras por Europa (Italia, España, Alemania, Mónaco y Francia). En 2008 realizó su debut como director de ópera en Los Angeles con “Gianni Schicchi” una obra de Giacomo Puccini (ver imágenes de la puesta aquí) con tema relacionado a la “La Divina Comedia” de Dante Alighieri.

Estuvo casado con Harlene Rose, su primera novia (1956-1962) y luego entró a su vida Louise Lasser con la que “adquirió carta de ciudadanía de Manhattan” (1966-1969) y a quien todavía ve los diás de acción de gracias. Tuvo relaciones más o menos duraderas con las actrices Diane Keaton (a la que conoció cuando actuaban juntos en la obra teatral “Play it again, Sam” y hoy en día es una de sus más respetadas amigas) y Mia Farrow con la que tuvo su único hijo biológico, Ronan Farrow, nacido en 1987 y dos adoptivos, Moses Farrow y Dylan Farrow. Actualmente Woody está casado con Soon-Yi Previn (desde 1997), hija adoptiva de Farrow y André Previn con la que adoptó dos hijas, Bechet Dumaine y Manzie Tio Konisberg. Tiene tres sobrinos y vive en una elegante casa con diseño interior de Stephen Shadley ubicada en el número 118 de la East 70th Street -una de las calles laterales newyorkinas que aparece en “Annie Hall”-, cuando no filma en Europa. Desde 1980 con “Stardust memories” edita sus filmes en el mismo lugar, un espacio ubicado en el Upper East Side de Manhattan.

Woody con su hermana Letty Aronson

A su padre no le gustaba el mundo del espectáculo y para él siempre era su hijo Allen el que iba a su casa, no Woody. Su madre nunca fue fácil de complacer y según Letty, la hermana profesora de Woody, probablemente hubiese estado más orgullosa de él si hubiese sido farmacéutico.

Investigación, Traducción, Textos y Edición de entradas:
GERÓNIMO ELORTEGUI

Otros Textos de esta Página Web © Eric Lax y Richard Schickel
con traducciones de Jorge Conde, Jordi Mustieles,
Gemma Andújar, Silvia Barbero, Carlos Milla Soler

Copyright 2007-2016