Hoy y mañana Woody Allen recogerá su clarinete para ejecutarlo junto a la New Orleans Jazz Band en el Teatro Badminton de Atenas, Grecia. El director y su banda ya habían tocado el año pasado en el Salón de Conciertos de Atenas. Aunque para la mayoría su lado musical resulte extraño, el líder de la New Orleans Jazz Band, Eddy Davis, explica que Allen ha venido ejecutando el clarinete mucho antes de volverse cineasta. “Lo conocí en Chicago en 1964. Él no había comenzado a trabajar en el mundo del cine aún. Hacía comedia stand-up en un club conocido.” Cuenta Davis.

“Yo tocaba con mi banda una cuadra más abajo en la misma calle. Cada tanto el Señor Allen traía su clarinete y tocaba con nosotros. O sea lo conocí como músico.” Dice Davis. “Para mí él es simplemente un amigo, uno de mis músicos. Una banda funciona como un equipo y yo soy el líder,” continúa, “como él fue líder cuándo yo actué en ‘Sweet and lowdown’”. “Generalmente es muy pasional con la música, como en cualquier otra cosa en la que se involucra. Lleva practicando cada día desde sus quince años. Sin modestia él dice que aunque no tenga talento (musical), el trabajo que ha puesto en esto lo califica como un experto del clarinete.”

Allen y Davis se volvieron colaboradores musicales en 1980. “No tocamos Dixieland o swing, sino jazz o jass, como este tipo de música fue llamada cuando surgió. El swing, el bee-bop y lo demás vinieron después.” dice Davis marcando su preferencia por lo preclásico. Nacido en Indiana, Eddy Davis comenzó en la música desde muy joven. “Empecé con la batería, luego el cello y después la tuba.” Era frecuente verlo en sus comienzos en los pubs de New York, como así también en alguna ciudad europea como Budapest. A participado en grabaciones de figuras del jazz como Benny Goodman, Gene Krupa, Milt Hinton y Freddie Moore. A Davis y el resto de la banda se los puede ver en el documental de Barbara Kopple “Wild man blues” en gira junto a Woody Allen.

Anuncios