Hoy se tratará en una audiencia de un tribunal federal en New York si se terminará convirtiendo a un antiguo y abandonado fuerte en Governors island en una réplica del londinense Shakespeare’s Globe Theatre. La iniciativa de los senadores Schumer y Clinton podría tener en el día de la fecha su empuje decisivo para terminar de convencer al National Park Service para convertir al fuerte Castle Williams en un teatro shakespeareano. La idea de los actuales propietarios es convertir la totalidad de la isla en un museo marítimo-escuela, pero se alega que el lugar no estaría en condiciones para esas funciones para probarlo participarán de la audiencia 100 personas que testificarán al respecto. Desde que se lanzó la idea en 2002 se ha logrado el apoyo de varias celebridades. Woody Allen, las actrices Kate Winslet y Judi Dench, el director de cine Darren Aronofsky y el financista George Soros están entre los que han demostrado su interés en la iniciativa que ha reunido ya 8.000 nombres. De concretarse el proyecto se llevaría a cabo tanto con capitales públicos como privados.

Anuncios