El director de cine Woody Allen demandó a una marca de ropa estadounidense por haber usado sin su permiso una escena de su película “Annie Hall” para promocionar sus productos a principios del año pasado, exigiendo ahora una compensación de 10 millones de dólares. El cineasta demandó ante un juzgado de Nueva York a American Apparel Inc., una compañía con base en Los Ángales que se desempeña también en el mercado mundial, por utilizar una imagen del film en sus publicidades. Su argumento fue que no hace publicidad de productos comerciales en Estados Unidos, y que por ello el hecho es especialmente “espantoso y dañino”, señala la demanda. La publicidad muestra una escena de la película de 1977 en la que Allen aparece con ropa ortodoxa judía, barba y rizos. Sobre su cabeza se lee en hebreo: “Der heyliker rebe” (”The holy rebbe” o “El santo rabino”). Alex Spunt representante de la empresa, en el momento del lanzamiento de la publicidad, la justificó diciendo que “Woody Allen es nuestro lider espiritual”.

Anuncios