New York, la ciudad más ruidosa del mundo, siempre tiene un motivo para celebrar grandes acontecimientos. Ahora le toca al Central Park considerado el centro recreativo urbano más grande del mundo y que el lunes pasado cumplió 150 años de haber sido construido. Los arquitectos Frederick Law y Calvert Vaux, concibieron el espectacular diseño para convertir a Central Park en la instalación de su género más impresionante y atractiva del mundo y como merecido homenaje a sus creadores el municipio decidió rebautizar la calle 72 una de las vías que atraviesa el parque con los nombres de los arquitectos.

Desde hace varios días el Departamento de Parques y Recreación celebra la ocasión con una serie da actividades que tienen como escenario la calle 64 y la Quinta Avenida, otras arterias de las tantas que bordean el parque. Una exposición con alegorías del aniversario se expone hasta el 19 de junio titulada “Celebremos Greensward” y en ella se puede apreciar el dibujo original de los diseñadores del parque a gran escala. 71 fotografías antiguas que muestran la historia, la evolución y las remodelaciones que a lo largo de 150 años se han hecho en el parque, son mostradas en la exposición.

El parque, al que cada año acuden 25 millones de personas específicamente en verano, ha sido escenario de grandes conciertos con parte de las estrellas más espectaculares de la música mundial, penosamente en sus inmediaciones fue asesinado el cantante de The Beatles, John Lennon y se desarrolló la filmación de recordadas producciones de Hollywood. Esto dio comienzo en 1908 con los cortos “Romeo and Juliet” dirigido por J. Stuart Blackton y “Father gets in the game” dirigido por D.W. Griffith, el segundo con Mack Sennet y ambos con Florence Lawrence -la primera actriz en figurar en los créditos de un film- en el elenco.

En diferentes épocas se filmaron allí películas como “Borat”, “The bostonians”, “Cat people”, “Crocodile Dundee II”, “Sweet Charity”, “An affair to remember”, “The fisher king”, “The manchurian candidate” (en sus dos versiones), “Wall street”, “Barefoot in the park”, “Breakfast at Tiffany’s”, “Ghostbusters”, “Home alone 2 Lost in New York”, “Death to Smoochy”, “Desperatly seeking Susan”, “The devil’s advocate”, “The devil wears Prada”, “F/X”, “Fatal attraction”, “Green card”, “Imagine”, “The lady from Shanghai”, “Marathon man”, “Married to the mob”, “Tootsie”, “The mirror has two faces”, “The Muppets takes Manhattan”, “Spiderman 3″, “The producers” (tambien en sus dos versiones), “On a clear day you can see forever”, “The panic room”, “Scrooge”, “25th hour”, “When Harry met Sally” y hasta la animada “Antz” que reproduce el paisaje del lugar.

Por supuesto Woody Allen ha filmado allí varias escenas de sus películas. “Alice”, “Annie Hall”, “Manhattan”, “Mighty Aphrodite”, “Broadway Danny Rose”, “Bullets over Broadway”, “Crimes and misdemeanors”, “Deconstructing Harry”, “Everyone says I love you”, “Hannah and her sisters”, “Manhattan murder mystery”, “Melinda and Melinda”, “New York stories” y “Take the money and run” tienen todas algún lugarcito del Central Park en ellas. Y no sólo de este espacio en particular, sino de todo New York.

Bordeado por los altísimos rascacielos de la Ciudad de Nueva York, la ciudad más grande de los EE.UU., el Parque Central es el parque urbano más grande del país. Protegido de la conmoción de los más de ocho millones de habitantes de Nueva York que se mueven por los alrededores, el encanto de este parque ofrece un escape gratificante y tranquilo. Se estima que unos 25 millones de personas visitan el parque todos los años y esto no tiene por qué sorprendernos.

La variedad de eventos recreacionales, culturales, educacionales y comunitarios que se realizan aquí son tan diversos como las personas que visitan el parque. Hay varios hoteles y negocios a poca distancia de las 843 encantadoras acres de este parque (3.4 km2). Hay otros a un poco más de distancia, pero de fácil acceso vía un corto viaje en taxi o en ómnibus… ¡un gozo para cualquier turista! La atmósfera atrapante de este parque ha sido escena también de muchas series de televisión.

Al recorrerlo, reconocerá los famosos edificios de la Ciudad de Nueva York, sus puentes, fuentes, esculturas, una calesita de la era victoriana, un obelisco egipcio, un castillo al estilo de Shakespeare, o quizás una densa neblina o algún caminito delicadamente iluminado le haga acordar a alguna historia misteriosa y macabra tanto cinematográfica como televisiva. Hay recorridos guiados para ver todas estas atracciones.

Muchas experiencias distintas lo ayudarán a descubrir todo lo que este parque tiene para ofrecer. Hay cincuenta y ocho millas de caminitos que recorren unas 136 acres de bosque, creando un tranquilo santuario natural para la vida salvaje nativa, y más de 250 acres de densos jardines, mesetas y áreas de césped meticulosamente mantenidas. El parque es más que un lugar de juegos para personas haciendo ejercicio, andando en bicicletas, en patines o a caballo. Ofrece un lugar de descanso para niñeras con sus cochecitos, ancianos dándole de comer a las palomas y para estudiantes leyendo sus libros.

Aquí se sacan a pasear a los perros. Aquí juegan a la pelota los niños. Los amantes de los pájaros miran hacia el cielo buscando especias nativas y migratorias de pájaros. Aquí los habitantes de Nueva York se entremezclan con los visitantes extranjeros mientras ven pasar carruajes tirados por caballos. Una variedad de paisajes, incluyendo una Gran Sección de Césped de 13 acres, constituyen el lugar ideal para eventos deportivos, conciertos, festivales, celebraciones o simplemente para relajarse y salir a caminar.

El paisaje está dividido por lagos, lagunas y arroyos. Si el clima lo permite, se pueden alquilar botes, kayaks y góndolas venecianas, desde el mes de Marzo hasta Octubre. Las frías temperaturas de invierno, de un promedio de 4 C, permiten que se puedan practicar deportes de invierno, como el patinaje sobre hielo, desde Enero hasta Abril. ¿No sabe patinar? Puede tomar clases, pero tendrá que registrarse con anticipación para garantizar su lugar en las sesiones. ¡Los amantes de la nieve disfrutarán de tirarse en trineo por algunas de las colinas o bien salir a caminar en zapatos para nieve o raquetas!

El verano atrae a las costas de los lagos a los amantes de la natación y del sol. Las temperaturas promedio son de 25 C, siendo Julio el mes más caluroso. El Teatro Delacorte, un teatro al aire libre, ofrece sus presentaciones de Shakespeare en el Parque, mientras que la Ópera Metropolitana y la Filarmónica de Nueva York ofrecen conciertos durante el verano. Abundan las atracciones de tipo culturales o de herencia histórica. Otros puntos de interés incluyen, pero no están limitados a, varios museos, como el Museo Metropolitano de Arte y el Museo Americano de Historia Natural, el Jardín del Conservatorio, el Centro de Tenis, el Zoológico del Parque Central y la Reserva Jacqueline Kennedy Onassis.

El Strawberry field es un jardín en conmemoración a la vida y contribuciones musicales de John Lennon, miembro de Los Beatles, la legendaria banda de rock. Su asesinato sacudió al mundo, según lo evidencia un monumento conmemorativo que menciona los nombres de 121 países que endorsan el monumento como Jardín de Paz. Hay varios restaurantes exclusivos que sirven finísimos platos, mientras que los kioscos y puestos ambulantes de venta de comida ofrecen panchos, panes y bocadillos para una comida más informal. El Loeb Boathouse y la Taberna en el Verde son dos de los restaurantes más prestigiosos y caros.

El Loeb Boathouse tiene vista a las tranquilas aguas del Lago More. Muchos visitantes se deleitan con su fina cocina en uno de sus salones formales. Otros, disfrutando del calor de lámparas de calefacción, prefieren una comida más ligera en la terraza al aire libre. Los botes y góndolas que pasean por el lago le dan un toque romántico a este tranquilo paisaje. La Taberna en el Verde ofrece vistas panorámicas del parque y es uno de los restaurantes independientes más exitosos. Todos los años, en el mes de Noviembre, miles de corredores y espectadores se reúnen aquí para la Maratón ING de la Ciudad de Nueva York.

Por todo el parque encontrará puestos de venta de pinchos (trozos de carne asada en palitos), algo muy típico de la Ciudad de Nueva York. A menudo los turistas salen en busca del pancho o hot dog perfecto. ¡Al encontrarlo es probable que lo cubran con grandes pilas de condimentos preferidos como mostaza, ketchup, repollo ácido, guiso chili de porotos, salsa de pickles dulces y cebollas!

Al visitar un lugar público, a menudo se piensa en la seguridad del mismo, y este parque no es ninguna excepción. Su mejor defensa es estar al tanto de los riesgos y tomar precauciones al moverse por cualquier lugar que visite, aunque según las autoridades el crimen en el Central Park ha disminuido por las medidas de seguridad en los últimos 10 años.

Anuncios