La temporada operística en Los Angeles dará el pistoletazo de salida mañana con dos sugerentes propuestas, la de Woody Allen y William Friedkin, que unirán esfuerzos en “Il Trittico”, y la de David Cronenberg y Plácido Domingo, al frente de “The Fly”. Allen debutará así en la Opera con el montaje de “Gianni Schicchi”, obra del compositor italiano Giacomo Puccini (1858-1924), mientras que de las otras dos partes de “Il Trittico”, “Il Tabarro” y “Suor Angelica”, se hará cargo Friedkin. Todo ello en conmemoración del 150 aniversario del nacimiento de Puccini, aunque Allen es el primero en admitir su inexperiencia en este terreno: “Soy el típico ignorante que para el tercer acto de ‘Sigfried’, de Wagner, ya está dormido”, dijo recientemente.

“No soy la mejor elección del mundo para hacer esto, pero me estoy esforzando todo lo que puedo y con suerte nadie resultará herido”, apuntó con su habitual locuacidad el neoyorquino, que contará con Santo Loquasto, habitual colaborador del director, como diseñador de la producción. “Las películas son el medio del director, la televisión es el medio para los escritores y productores y la ópera es un medio de mucha más colaboración”, explicó Friedkin en rueda de prensa. En ese sentido también se manifestó el director musical de la obra, James Conlon: “Cuando hacen una película, pueden hacer lo que quieran con esa creación. La ópera no es nuestra creación, existe ya un trabajo, a veces de hace 100 o 200 años”.

El Dorothy Chandler Pavilion será el escenario que albergará la obra, el mismo en el que a partir del domingo acogerá el retorno del tenor español Plácido Domingo, director general de la Opera de Los Angeles. La fusión de genes humanos con los de una mosca común dieron lugar a un terrible monstruo en “The Fly” (1986), pero ahora Cronenberg, aliado con Domingo, adaptará esa obra dando lugar a una mezcla de géneros que, se espera, tenga resultados menos nocivos. Cronenberg, el maestro de lo macabro pero absoluto neófito en este campo, se basará para ello tanto en su propia película como en el relato corto de 1957 escrito por George Langelaan que la inspiró, y utilizará la música compuesta por Howard Shore, responsable de las composiciones de la trilogía de “The Lord of the Rings”.

“Realmente buscaba una experiencia teatral”, afirmó Cronenberg durante la presentación de la obra e insistió: “Si iba a estar en un escenario, y nunca he estado en él, por no hablar de hacer ópera, quería esa experiencia”. Para Domingo, estos dos estrenos con nombres tan populares de Hollywood es una simple casualidad, ya que el estreno mundial de “The Fly” estaba previsto en principio para la temporada 2007-08, pero se tuvo que retrasar por la muerte de Edgar Baitzel, director operativo de la Opera de Los Angeles. No es la primera vez que la compañía, en sus 21 años de historia, opta por traer a directores de Hollywood, pues ya lo hizo con Herbert Ross, Bruce Beresford, John Schlesinger, Maximilian Schell, Garry Marshall o Julie Taymor, y ahora el español quiere convencer a Tim Robbins y John Malkovich para dar ese paso.

“Los directores de cine ven las cosas a través de una dimensión diferente (…) Aportan ideas preciosas, maravillosas, refrescantes. Si no hubieran funcionado, habríamos parado, pero funcionaron y estamos entusiasmados”, explicó el tenor español. Para Domingo, “The Fly” es todo un reto, tal y como él mismo lo relató. “Howard Shore dijo que quería hacer ópera y yo le dije, ‘hagámosla, discutamos el tema’”, recordó. “Y me dijo que no, que no había que discutirlo porque ya estaba trabajando en ‘The Fly’, y pensé: Oh, Dios, de todas las cosas, ¿por qué ‘The Fly’”. La respuesta, que algunos ya pudieron desvelar gracias al estreno mundial de la obra en París el pasado mes de julio, llega este fin de semana a Los Angeles.

Anuncios