La Semana Internacional de Cine de Valladolid (España) le entregará al cineasta neoyorquino Woody Allen la Espiga de Honor del festival durante el concierto que el director de “Annie Hall” ofrecerá en el Teatro Calderón de Valladolid el próximo 29 de diciembre, acompañado de la New Orleans Jazz Band. El evento, patrocinado por Caja de Burgos dentro de los actos conmemorativos de sus 20 años en la ciudad, y por la bodega Vega Sicilia, cuenta con una aportación ‘minoritaria’ del Ayuntamiento de Valladolid, que destinará 10.000 euros a la organización.

El presidente del Patronato de la Semana de Cine le hará entrega del trofeo al cineasta y músico, en una velada para la cual mañana se pondrán a la venta entre 500 y 600 entradas para el público general, exclusivamente en las taquillas del Teatro Calderón con precios que oscilan entre los 25 y los 50 euros, notablemente más baratos que los de su siguiente recital en España, que tendrá lugar en Granada.

El recital tendrá una duración de más de una hora y el realizador y clarinetista no permanecerá en el escenario durante todo el concierto. Desde 1970, Allen toca semanalmente en el café del Hotel Carlyle de Nueva York, que ha tomado el relevo del Michael’s Pub, donde se presentó durante años. Hace un lustro, el director de “Hannah and her sisters” ya ofreció un recital en Salamanca, con lo que ahora viajará a Castilla y León por segunda vez.

Los tres días anteriores a la celebración del concierto, la Seminci ha organizado un ciclo de otras tantas proyecciones de films del norteamericano que tendrán lugar en los Cines Roxy a partir de las 20.00 horas. De ese modo, los días 26, 27 y 28 de diciembre se exhibirán sucesivamente “Sweet and lowdown” (1999), “Deconstructing Harry” (1997) y “Everyone says I love you” (1996). Las entradas para esas sesiones se pondrán a la venta en las taquillas del cine también a partir de mañana, con un precio único de dos euros.

Toda la recaudación se destinará de forma íntegra a un proyecto benéfico denominado Juguetes para educar de la Cruz Roja Juventud, según explicó el director del festival, Javier Angulo. Para Angulo, con este miniciclo se abre la extensión de las actividades de la Semana al resto del año, que prometió al acceder al cargo el pasado mes de junio. “El próximo 29 de diciembre presentaremos al Patronato el balance de la 53ª edición del certamen, y daré a conocer todas las líneas maestras que pretendemos desarrollar para la siguiente edición, entre las cuales se incluyen otras actividades fuera del mes de octubre que por el momento no puedo desvelar”, anunció.

Angulo aseguró que el ciclo programado en el Roxy puede ser el primer paso para la reconciliación del festival con esas salas, que dejaron de utilizar para el festival en la pasada edición tras lustros haciéndolo, y se refirió a la obra de Woody Allen explicando que él no entiendo su cine sin la música. “Crea una atmósfera muy especial en sus películas y buena parte de la culpa de ello es de la música que elige”, apuntó.

Anuncios