Woody Allen dijo que aceptó el pago de 5 millones de dólares de la marca de ropa American Apparel como indemnización por utilizar con fines publicitarios una imagen suya. El día del inicio del juicio en una corte de Nueva York, el realizador y la marca de ropa acordaron ante el juez el arreglo, por la mitad de la suma reclamada por la estrella de cine. Allen alegaba que la marca de ropa utilizó la imagen en anuncios publicitarios sin su permiso y reclamaba una indemnización por 10 millones de dólares. La tienda de ropa, fundada por el empresario canadiense Dov Charney, aseguró que no hizo nada malo al utilizar una foto del film “Anne Hall” que presenta a Allen como un judío jasídico, con barba, sombrero negro y rulos.

En los preliminares del juicio, los abogados de Allen habían acusado a la marca de utilizar anuncios “escabrosos”, a lo cual American Apparel había replicado que el actor no estaba libre de escándalo por su casamiento con Soon-Yi Previn, hija adoptiva de su ex novia, la actriz Mia Farrow. Al salir del tribunal, Allen dijo que el juez había dado a entender a America Apparel que “su responsabilidad en el caso era clara” y que rechazaba el argumento de Charney invocando la libertad de expresión. Y agregó que “Me han comunicado el acuerdo por valor de cinco millones de dólares y me pagarán la mayor cantidad conocida bajo las leyes de privacidad de Nueva York”.

Anuncios