Los 16 títulos del Ciclo Imprescindibles seleccionados por Woody Allen abrirán a partir de este mes la programación cinematográfica del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. El título elegido para la apertura del ciclo será el clásico de Akira Kurosawa “Rashomon”. Los responsables de la programación cinematográfica del Niemeyer aún no han concretado fechas para las proyecciones y sólo podían apuntar ayer la posibilidad de que el ciclo se inicie el martes 10, aunque no es definitivo.

El listado de clásicos seleccionado por Woody Allen incluye obras de conocidas debilidades del neoyorquino, como Ingmar Bergman o Federico Fellini. Del primero se proyectará “Det sjunde inseglet”, y “Smulstronstallet”, y del segundo “Amarcord” y “8 ½”. La programación incluye tres obras del aragonés Luis Buñuel: “El ángel exterminador” y la desgarradora “Los olvidados”, de su etapa mexicana, y “Le charme discret de la bourgeoisie”.

El Niemeyer propondrá así a reputados cineastas y otros destacados profesionales del medio que realicen una selección de sus películas imprescindibles, aquellas que marcaron sus vidas, aquellas por las que merece la pena volver al cine. Las películas se presentarán en versión original subtitulada e irán precedidas por una breve grabación en la que el presentador introducirá la película.

Además, el ciclo de Allen incluye otros clásicos del cine esenciales como “Ladri di biciclette” de Vittorio de Sica, “The treasure of Sierra Madre”, de John Huston o “Citizen Kane” de Orson Welles, entre otros. El cine del Centro Niemeyer echará a andar así con un repaso a una muestra de obras maestras de la cinematografía mundial a las que en un futuro se sumarán otros ciclos y proyecciones.

El jefe de Producción del Niemeyer y responsable del Film Center, Marc Martí, explicó que para las próximas semanas se preparan proyecciones relacionadas con la exposición Luz de Carlos Saura en la que se pasarán películas del propio director aragonés y también cortos obras del expresionismo alemán incluídos en la muestra de Otto Preminger, Norman McLaren y otros, en los que el uso de la luz como herramienta expresiva es especialmente reseñable.

Al tiempo, el Film Center trabaja en la programación de selecciones realizadas por otras personalidades de la cultura. Esas proyecciones serán las que irán configurando la programación del cine del Niemeyer a lo largo de los próximos meses, a la espera de que arranque el programa estable, a partir de septiembre. “Preferimos dejar para después del verano el arranque de la actividad del centro”, indicó Martí.

A partir de dicho mes se proyectarán películas de estreno que no llegan al circuito comercial asturiano. Al tiempo, se prevé la celebración de sesiones matinales en domingo “para un público familiar” que se coordinarán con la celebración de talleres creativos de temática cinematográfica. En cuanto a los precios de las proyecciones, Martí avanzó que la entrada individual rondará los tres euros, y que se prevé la venta de abonos con los que cada sesión podría salir a un precio de en torno a un euro. “50 películas por 50 euros, por ejemplo”, explicó ayer.

Anuncios